7 de diciembre de 2013

El colonialismo continúa en el siglo XXI

República Centroafricana
El colonialismo aún sigue vigente y azotando a los pueblos más empobrecidos del mundo. Hoy asistimos a una nueva avanzada del sistema colonial en la República Centroafricana por parte de Francia enviando más de 1600 soldados fuertemente armados, además de helicópteros y otros elementos de guerra. Estos 620 mil kilómetros cuadrados en el corazón de África había alcanzado su independencia el 13 de agosto de 1960 del colonialismo francés. En el presente hay enfrentamientos entre bandos, según informan las agencias noticiosas, y desencadenó una situación caótica en donde las Naciones (des)Unidas decidió “ayudar” a estos habitantes. ¿Cuál es la ayuda? Retorno del amo colonial para controlar. ¿Controlar qué? Ahí está la clave donde hay que leer entrelínea los diferentes artículos periodísticos y así también en la propia historia de este país.

En esta parte del mundo casi no se sabe nada de la República Centroafricana, salvo que hay hombres y mujeres de piel negra. Este pequeño país posee abundantes recursos minerales como uranio, petróleo, oro y diamantes. Esta información la puede chequear cualquier ser viviente mediante internet, desde Wikipedia hasta páginas informativas. Sin embargo este dato está ausente de los noticiosos que informan como Francia se “ofrece” a “pacificar” aquél país bajo pretextos que se usaron en el pasado: "impedir que se perpetren masacres", “garantizar una seguridad para la distribución de la ayuda humanitaria”, “contribuir a que las fuerzas militares africanas mantengan la seguridad para favorecer "la transición política"”, “hacer frente a la violencia” y sigue la lista. Claro ejemplo de la prepotencia imperial-colonialista.

Más de cinco décadas pasaron de la independencia, pero el colonialismo francés sigue vigente. El pueblo africano aún sigue sufriendo, los condenados de la tierra aún claman por su supervivencia frente a un sistema perverso que tiene nombre y apellido: sistema capitalista. En su afán de seguir sosteniendo la tasa de ganancia de unos pocos países poderosos, África se lleva la peor parte. Y esta nueva avanzada colonialista en el siglo XXI ya está cobrando muertes. El operativo Sangaris, ejecutado bajo la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, debutó con más muerte a pesar de que vienen a “impedir que se perpetren masacres”. Soldados franceses dispararon contra un automóvil en el aeropuerto de la ciudad de aquél país africano. Sus ocupantes eran "hombres con armas sobre una camioneta abrieron fuego ayer por la mañana sobre las posiciones francesas desplegadas en el aeropuerto de Bangui. Se respondió, la camioneta fue destruida y los atacantes abatidos", informó el vocero del ejército francés, Gilles Jarron. Y no dio precisiones acerca del número de muertos y sus identidades.

Por otra parte el presidente “socialista” de Francia, François Hollande, ofreció en una reunión sobre la paz ante jefes de estado de todo el continente africano que su país ayudará a “preparar a las fuerzas africanas, para que sean capaces de responder a todas las amenazas y garantizar la seguridad de sus ciudadanos”. El presidente francés busca formar una “fuerza de acción rápida, bajo el paragua de la Unión Africana” pero con ayuda del país europeo en materia de inteligencia y formación militar.

Qué paradoja que el mismo país que enseñó a los militares latinoamericanos técnicas de torturas y secuestros, técnicas que aplicó en la guerra de Argelia, sea el que vaya a “enseñar” a los países africanos a sostener la paz. El mundo sigue siendo una paradoja en donde los que hablan de paz son los que hacen la guerra, y los que hacemos repudio al colonialismo capitalista somos los menos.  

Nuevamente la impunidad imperialista. El colonialismo continúa en el siglo XXI y el mundo asiste en silencio a la nueva avanzada.

Roberto Deibe
robertodeibe@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada